Primer capítulo

24 05 2008

Cuando era una adolescente, yo me hacía pasar ante mis amigas como una experta en cualquier tema, gracias a que leía muchísimo, a veces libros que no eran para mi edad y que pertenecían a mi padre (recuerdo que un día, cuando tenía como 14, me llamó la atención el título de Trópico de Cáncer de Henry Miller porque justo en la clase de geografía estábamos estudiando los paralelos y los meridianos… lo tomé de la biblioteca de la casa y lo empecé a leer. Quedé muy sorprendida al darme cuenta que no tenía nada que ver con la geografía y sí con la carne).

Bueno, pues resulta que yo me las daba de saber mucho. Especialmente me las daba de saber de sexo, aunque en mi vida ni siquiera había besado de lenguita a un chico. Yo daba consejos a mis amigas (ellas sí con novios, y con novios muuuuuy inquietos) de qué es lo que tenían que hacer y qué no. Me acuerdo que una vez una de mis mejores amigas me contó que su novio ya de plano le estaba pidiendo la tan famosa “prueba de amor” (sí, en mis tiempos aún se usaba semejante pretexto horrendo) y que ella estaba aterrorizada porque no quería y porque tenía miedo de que le duela o de quedarse embarazada. Yo le dije con una seguridad pasmosa: “Mira, yo he leído que si una se concentra muy muy bien, y si una cierra los ojos y repite mentalmente ‘no, no, no, no’ mientras el novio quiere abrirte las piernas, esa cosa no entra ni de fundas” (o sea, “no entra nunca”, dicho en ecuatoriano).

Lo cierto es que mi amiga vino a reclamarme días después porque había hecho todo lo que yo le dije y que antes de que ella pudiera terminar de decir el cuarto ‘no’ ya la cosa había entrado (y había salido). Yo, que tenía fe en mis propias palabras y creía en mi teoría, pensé simplemente que mi amiga no se había concentrado lo suficiente.

A mí no me pasaría lo mismo, pensé.

La historia no termina aquí…

Anuncios

Acciones

Información

4 responses

26 05 2008
Carlos

Ja ja ja, vuelvo a reirme una y otra vez… Me encanta tu relato!, me encanta, me encanta…

26 05 2008
rinostalgia

JAjjajajaaa..que cagado…NO…NO..NO..?
😛

26 05 2008
Gabipallares

Jajajajajajajajaj, estás más loca que una cabra ¡Qué bueno encontrarme contigo de vez en cuando, aunque sea una caja de diálogo!

26 05 2008
María Fernanda

Qué bueno que les gustó, Carlos y Rinostalgia. Y Gabipallares: lo mismo digo, amiga. Me encanta que me leas! Y me encanta que me comentes. te quiero! (ah, y vos también estás más loca que una cabra, jajajaja).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: