Segundo capítulo

27 05 2008

A medida que crecía, el sexo empezó a convertirse en un tema recurrente de conversación con mis amigas. Algunas de ellas, como contaba en mi post anterior, ya habían tenido sus primeras experiencias y su conclusión general, o al menos, la impresión que a mí me quedó, fue que “duele de la chingada”. La otra: que es algo que los hombres piden y que una tiene que dárselos porque si no, te dejan. Y la última, por supuesto: que es peligroso porque puedes quedarte embarazada.

A esa información de primera mano había que sumarle aquella que yo ya tenía por distintas fuentes. La primera, la religión, por supuesto. Yo me crié con mi abuela paterna y mis tías abuelas, quienes fueron probablemente las figuras femeninas más presentes e importantes en mi niñez y mi adolescencia. Con ellas, me levantaba todos los días a las 5 de la mañana para rezar un rosario que transmitían por Radio Católica Nacional. (¿Dónde habrá quedado toda esa educación religiosa, Dios mío?)

Mi abuelita jamás me habló de sexo, faltaba más, pero me enseñó a ponerme la pijama sin quitarme la blusa, y a no mostrar ni un pedacito de piel “porque me iba a dar frío”. También me habló de que hay cosas malas que una chica no debe hacer jamás, como tocarse, y que hay otras que una chica debe esperar a hacerlas hasta estar casada, aunque yo pregunté cuáles y ella no me dio más detalles.

Curiosamente, una vez que no tenía nada que leer, como a los 15 años, pesqué una Biblia suya y justo caí en un pasaje, me parece que era del Deuteronomio, en el cual se enumeran todas las cosas que están prohibidas por Dios y hace una deliciosa y muy imaginativa lista de pecados carnales de toda índole… ¡todo estaba allí! Quién iba a decir que la Biblia iba a llegar a ser una fuente de tanta -y tan variada- información sobre sexo para una adolescente. Muchas tardes y muchas noches me las pasé leyendo las sagradas escrituras e ilustrándome.

Pero mientras más sabía, más dudas tenía.

¿Ya se aburrieron? Creo que escribiré un tratado…

Anuncios

Acciones

Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: