Una escuela para E

31 05 2008

Desde hace algunas semanas estoy buscándole escuela a E. Es una emergencia. Decidimos que ya se aburrió del Montessori y que necesita un nuevo ambiente con más retos.

Hay que encontrarle una escuela máximo la próxima semana. Toda una odisea en una ciudad como México.

Me conseguí la Guía Chilango de las 40 mejores escuelas del DF y así empecé la búsqueda. De entrada, descarté todas las escuelas religiosas, las que son muy lejos de aquí y las que tienen aires elitistas o discriminativos.

Me quedé con ocho escuelas. El papá de E y yo empezamos a llamar y a visitarlas.

En una de las tres mejores escuelas del DF, nos dijeron: “Aquí E llegará a ser una persona muy competitiva, que logrará todo lo que se proponga. Tendrá pase automático al Tec de Monterrey y a las universidades de Estados Unidos. Estará al mando y será líder”.

Gracias, pero no.

En otra, cerca de casa, en el ranking de las 10 mejores escuelas del DF, nos invitaron a ponernos de pie, a tomarnos de la mano de los otros padres y a cantar Color esperanza de Diego Torres, haciendo una coreografía que ni en los peores tiempos de Menudo. Yo estaba indignada, (y avergonzada, porque soy super descoordinada con las coreografías y esas cosas… mientras todo el mundo va a la derecha, yo voy a la izquierda). Después nos hablaron de lo bonito que es el mundo, de que los niños son el futuro, de la unión familiar y de los valores.

Gracias, pero no.

Fuimos a otras. Que el inglés al 100% para que estén preparados para este mundo globalizado (sí, muy bien… y el español, ¿cuándo lo aprenden?), que la computación, para que estén preparados para este mundo globalizado; que el mandarín, porque será el idioma del futuro; que la capoeira y los bailes de salón, que el ajedrez y la música, para que estén preparados para este mundo globalizado… uffff.

La semana pasada, ya bastante hartos de buscar, llegamos a una escuelita activa cerca de casa, donde los niños tenían una charla con un luchador… sí, con uno con capa y máscara y con el pecho al descubierto.

Ellos entrevistaban al personaje y habían preparado dibujos, títeres y máscaras alusivas al tema. Eran niños felices, muy inquietos y seguros de sí mismos, con el pelo largo y con las manos llenas de pintura. Una vez al mes, nos dicen, los niños salen a trabajar con los campesinos y les ayudan en sus tareas cotidianas. Investigan en la calle, hacen asambleas y exponen temas que ellos mismos eligen.

Creo que al fin encontramos una escuela para E.

Anuncios

Acciones

Información

3 responses

2 06 2008
Marielillo

Jajaja, me encantó tu crónica. Siento, también y desde que llegué, que es la escuela para E. Y creo que él piensa así.

9 07 2008
Sra Xoc

Creo que es la misma escuela donde va Sofía!

13 07 2008
María Fernanda

Si! Creo que sí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: