Equilibristas

13 07 2008

Nos despertamos temprano, y vamos por nuestros hijos. Mi ex y su ex viven a media cuadra de distancia el uno del otro. Recogemos a E (casi 5 años) en la esquina, luego a P (un poco más de 6) en la otra esquina. Carlos saluda de lejos a mi ex, yo saludo de lejos a su ex. Luego cargamos maletas, en nuestras respectivas casas (a pocas cuadras la una de la otra) y emprendemos viaje a Tepoztlán.

P ama el pollo y odia la carne. E ama la carne y odia el pollo. El uno no toma leche porque le da una especie de alergia. El otro es un ternero. El uno ama los deportes y el otro prefiere armar máquinas.

A pesar de eso, se llevan bien, E y P. Se tienen paciencia y se cuidan entre ellos. “Si mi papá y tu mamá se casan seremos como hermanos” le dice P a E. “Viviremos todos en la misma casa”. Pero aclara: “Eso sí, mi mamá seguirá siendo mi mamá y tu papá seguirá siendo tu papá”.

Es curioso. Lo hemos pensado… ¿cómo sería la vida en común? Un poco complicada, seguramente. Dos hijos, dos ex, mantener un ecosistema frágil, hacerla de equilibristas para llegar a acuerdos sobre si comer pollo o carne, si darles leche o soya, si el siguiente fin de semana se van con su papá y mamá o si se quedan con nosotros… y, sobre todo, querer al hijo del otro pero saber que jamás serás su mamá o su papá.

Anuncios

Acciones

Información

5 responses

14 07 2008
Gabipallares

Este no es un comentario, solo una bienvenida. Volviste, qué bueno. Todavía no puedo leer lo que escribiste porque estoy trabajando como loca, como siempre, pero al final del día me tomo mi cafecito.

14 07 2008
PBejarano

En este juego de equilibrios la madurez ganará siempre y cuando vivan en el péndulo del aquí y el ahora. nunca se vive en equilibrio llendo derechos, siempre es bueno inclinarse, a veces al pasado, a veces al futuro, pero con los pies y la cabeza en el momento.

Los niños serán felices, pues pueden tener dos papás y dos mamás

19 07 2008
Gabipallares

Me han pasado cosas similares, no iguales. Creo que los niños buscan siempre aumentar la familia, porque eso los hace sentir más seguros, en una época de familias de dos individuos. En este punto de la vida tengo claro que mi hijo disfruta de la manada, de la tribu, aunque no todos sean familiares, aunque en esa tribu esté el papá, y su esposa, y los hijos de ella, y el novio de su mamá, y los hijos de él, etc…Creo que la “sagrada familia” de padre, madre e hijo es un invento de la religión católica, pero que los seres humanos somos bastante capaces de manejar conceptos más complejos que esos, y los niños, más que los adultos. En ese sentido, yo he decidido relajarme e ir en la dirección de buscar seguridad en la gran tribu, más que en la pequeña familia de dos o tres (muy aburrida además, para quienes venimos de un gran caos de 20 0 30 primos ¿no?)

Veremos qué nos pasa a las nuevas familias, yo las prefiero ampliadas, aunque para eso haya que incorporar al ex de la ex con su ex, jajaja. Pero yo soy bien rara en ese sentido, creo que no soy muy “normal”.

24 07 2008
Xoc

Lady Wray,
Me puedo tomar la libertad de linkearla en mi blog?
Saludos

31 07 2008
María Fernanda

MI querida Xoc, será un honor. Perdón por no contestar antes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: