Mi psicoanalista

31 07 2008

Desde hace algunos días he estado pensando en mi psicoanalista. Dejé de ir con él hace algunos meses, porque pensé que ya no lo necesitaba. Cuando fui a decirle que no volvería, él me quedó mirando muy serio, casi dolido, decepcionado: “Me vas a extrañar -me dijo- pero no te preocupes, que cuando veas que te hago falta, puedes volverme a buscar. Aqui estaré”. Su frase de despedida me sonó a la de un amante dolido.

Pasaron meses de paz interior y de creer que ya había superado mis neurosis, mis obsesiones, mis depresiones y mis fobias, cuando hace algunos días ¡zas! el rostro de mi psicoanalista se me vino a la mente. “¿Qué diría él de esto que hice/dije/sentí hoy?”, empecé a pensar frecuentemente.

Y fue tan sólo la semana pasada cuando decidí regresar a mis sesiones semanales con él. ¿Qué son 3500 pesos mensuales a cambio de mi sanidad mental?

Estaba, incluso, emocionada de volver a verlo, de contarle tantísimas cosas, de ponerle al tanto de mi vida, tan distinta a la que él conoció el año pasado. Estaba muerta de la curiosidad de ver sus reacciones y de oir sus conclusiones.

Hoy le llamé a su oficina y nadie me contestó. Le hablé a su cel y le dejé recado. Sabía que me devolvería la llamada de inmediato. Sabía, además, que estaría contento de recibirme de nuevo y que hasta me diria “¿Ya ves? Te dije que regresarías”.

Me acabo de enterar que hace una semana se murió en un accidente absurdo cuando regresaba de Acapulco. Lo aplastó un carguero lleno de sandías en plena Autopista del Sol.

Hoy siento un vacío enorme. Sigo viendo su cara, escuchando sus frases ácidas, y pensando qué me diría si estuviera en su sillón y si le contara esto. Qué me aconsejaría para poder afrontar el duelo.

Anuncios

Acciones

Información

4 responses

3 08 2008
PBejarano

Yo te puedo aconsejar que le guardes un duelo. Si necesitas tomar un café, hásmelo saber

19 08 2008
ANDRES

¿A quién escribirle, a la amiga o a la escritora? Terrible lo que has pasado: esto puedo decírselo a ambas.

Te mando un beso y un cálido abrazo, querida Mari Fer.

19 08 2008
ANDRES

Mari Fer:

Te recomiendo que, si no lo has hecho, busques al grupo de psicoanalistas de los que él se rodeaba (y con los que tal vez revisaba algunos casos) y veas que opinan ellos sobre esta situación. Tal vez tienen preparado algo al respecto. Creo que es un momento difícil y tienes que tratarlo con cuidado.

Te mando muchos besos.
Andrés

22 08 2008
María Fernanda

Muchas gracias por sus consejos y preocupación. Y gracias por ser fieles al blog, al que obviamente he descuidado en estos últimos meses.

Son buenos amigos y les quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: